La verdad del Teletón desde una visión informada

Por: Dadelo Solís

El Teletón, desde hace 17 años ha representado la alternativa y el único medio serio y eficiente para niños con discapacidad y recientemente con autismo. Ir a un Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) y ver con ojos propios la calidad del tratamiento, las instalaciones de primer nivel, la excelente preparación de los y las trabajadoras, y sobre todo de la satisfacción de los familiares de los pequeñitos, te pone a repensar si el boicot social en contra del Teletón está correctamente justificado.

Las principales críticas al Teletón se pueden agrupar en tres grandes categorías:

  • Las labores del Teletón deben ser asumidas por el Estado Mexicano, quien al ignorar este deber evade su responsabilidad y demuestra con ello el poco interés hacia este segmento de la población.
  • Poca transparencia en el manejo de las donaciones, especialmente en relación con deducción de impuestos y aprovechamiento de la legislación fiscal por parte de empresa y hasta por entidades gubernamentales.
  • Empresas, medios de comunicación y artistas oportunistas obteniendo ganancias secundarias por su participación y asociación con el Teletón.

Debe aclararse que el Teletón es una fundación independiente al gobierno, por ello es una institución privada asumiendo la responsabilidad de brindar diagnóstico, tratamiento y de mejorar la calidad de vida de personas con discapacidades que mundialmente se reconoce como una labor que debe asumir el Gobierno Federal. Esta confusión de responsabilidades genera cualquier cantidad de problemas, empezando por la crítica más importante hacia el Teletón; el dinero donado a ellos debería de ser destinado al Estado para un uso más adecuado y acorde a las necesidades del presupuesto, o sea que el Estado colecte el dinero como impuestos y no los pierda como donativos, así cada empresa o persona paga lo correcto a sus capacidades sin evadir la cantidad total que les corresponde y el Estado lo divide según sea lo correcto, claro que así debería de ser idealmente, porque en México hay truco por doquier.

Derbez dijo sobre el Teletón en su discurso inicial que “”es la mejor causa que tiene México”, desconozco mucho, así que no podría aceptar ni rechazar lo dicho sobre la mejor causa, pero indudablemente es una causa humana y muy noble, el problema aquí recae en la forma en como es aprovechado por oportunistas de distintas maneras. En el estudio “el fraude del teletón”, se pone en evidencia las ganancias de marketing, imagen “altruista” y presencia de marca de muchas de las empresas que año con año apoyan, desde un mes antes, la recaudación de donativos. Basta con ver el anuncio oficial de Clorolex donde termina con el eslogan “te quiero con pasión, te quiero limpio” ¿limpio a una persona con discapacidad? Algo que no tiene el más remoto sentido. A demás de engrandecer su marca como “buena, caritativa, y solidaria” se les crítica a muchas de estas empresas “patrocinadoras” la manera descarada en donde después del evento televisivo abandonan a su suerte a los diferentes CRIT’s, poniendo en evidencia su interés por el Teletón únicamente por ganancias económicas y no por la intención de ayudar.

De los artistas y participantes del Teletón se dice lo mismo; beneficios personales gracias a la buena imagen del Teletón y del altísimo rating del evento.

Otra crítica muy importante hacia el Teletón es la relacionada con la imagen de las personas con discapacidades como sujetos dependientes de caridad, y de promover estereotipos a diferencia de buscar una igualdad e inclusión social. Esta critica se evidencia con las recomendaciones y señalamientos de la Organización de Naciones Unidas emitida para México a consecuencia de la manera en la que opera el Teletón.

Yo quiero felicitar a todos y a todas las que hacen posible el éxito humano, médico y civil del Teletón, a los administradores de los Centros de Rehabilitación, a los terapeutas, a las personas de mantenimiento, a todos, porque la causa por la que trabajan es necesaria y fundamental para un buen México de igualdad, de inclusión y de respeto.

Al Gobierno de México le pido que no ignore su responsabilidad y que la asuma de lleno, una solución viable, debido en gran parte a la ya excelente relación intergubernamental con el Teletón, que consiga desaparecer el carácter privado del Teletón, transformándolo en una institución semi-descentralizada, incluyéndola en el presupuesto anual.

A las empresas y personas que lucran con la buena causa del Teletón, los debemos, como medios de comunicación y como personas críticas de la población, exponer y desprestigiar, hablando de lo poco ético de dicha conducta, obligándolos a ser genuinos o a seguir siendo los hipócritas que son.

El Teletón debe de ser respetado y apoyado, tristemente su reputación fue llevada entre las patas con los múltiples escándalos de Televisa y amplificada por la ignorancia de muchos de nosotros, pero las familias que aspiran a salir de la lista de espera y entrar a tratamiento en alguno de los 21 CRIT’s, la esperanza que mantienen, y el beneficio para todos nosotros al ellos lograr terminar con éxito su tratamiento gracias a los esfuerzos del Teletón, es algo que ningún mexicano debe olvidar.

Quizás el Teletón si sea la mejor causa que tiene México, pero como todo hay muchas cosas que mejorar.

Exijamos como buenos ciudadanos una mejoría para que las críticas desaparezcan y la buena causa detrás de tanto esfuerzo sea valorada por todos.

Anuncios