¿Qué nos espera en estos siguientes cuatro años?

Por: Martin Figueras

El primero de Diciembre del 2012 fue un día histórico para México; Enrique Peña Nieto tomo posesión de la Presidencia de la Republica. En la Ciudad de México un grupo de revoltosos, por la calle de Paseo de la Reforma destrozó y pintarrajeó todo lo que encontraban a su paso ¡Anarquía! Gritaban algunos.

Increíble es voltear la cara y darse cuenta que el antiguo Partido Revolucionario Institucional (PRI), único gobernador del país por 71 años no estaba muerto, estaba de parranda.

Promesas con un discurso perfecto, dignas de la oratoria sonora del señor Presidente: Reformas estructurales, trenes a lo largo del territorio nacional, Comisiones Anticorrupción, erradicar el hambre; México como paraíso de inversiones, de Justicia, de libertad ¡Anarquía! Los revoltosos tenían razón, nada se cumple, todo se atrasa, esconde y olvida.

Peña Nieto lleva apenas dos años de seis eternos más que están por venir, dos años donde la imagen de México no se ha recuperado, sino todo lo contrario, retomando Peña los pasados problemas del Crimen organizado, los homicidios, desapariciones y corrupción, agregándole su sello propio al llenarlos de escándalos de Corrupción interna, incapacidad para resolver casos, enriquecimiento ilícito por obras públicas, y lo peor de todo; actuando como si nada de eso importara.

Con tan solo dos años, quizás menos, nos hemos dado cuanta de lo frágiles que son nuestras instituciones Gubernamentales, ninguna asumiendo responsabilidades ni mucho menos rindiendo cuentas, funcionarios cumpliendo periodos sin cumplir nada, un sistema educativo completamente fracasado, y lo que más miedo me da es ver a una sociedad con el enojo y el coraje de entender nuestra mala suerte y sin embargo seguir en las mismas.

Ayotzinapa fue sentenciada al archivero, escondida bajo la alfombra, debiéndonos miles de respuestas a preguntas que quedarán en el olvido.

El índice de Impunidad sigue rondando los 97 casos de cada 100, que tontos esos tres.

Tlatlaya se resolvió y fueron tan pocos los culpables que nadie se enteró.

El Producto Interno Bruto (PIB) fue reducido en .7% es decir 124 mil millones menos.

Los Mexicanos no sabemos Inglés, nuestros maestros se la pasan en manifestaciones, y esos son los que existen, ni hablar de los que cobran sin dar clases.

La inseguridad y corrupción siguen siendo el pan de cada día de los periódicos.

La libertad de expresión es un común mito entre nosotros; #YaMeCansé43

Dos años, cuatro más, 48 meses para seguir de espectadores en esta tragicomedia que en mí solo nauseas causa.

¿Qué nos espera en estos próximos años? ¿Qué cambios seremos capaces de conseguir? ¿Cuál es tu visión del México en cuatro años?¿Tenderemos Ley en años próximos?¿Habrá otro Ayotzinapa? ¿Quién se va a quedar a dormir en la Casa Blanca? ¿Quién pondrá la primera piedra del tren México-Querétaro? ¿Y ahora quién podrá salvarnos?

Yo tengo esperanzas y muchas, pero hay por igual mucho que hacer.

Anuncios

Dinos que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s