La Asaltadora Nacional de Trabajadores de la Educación

Por: Jaime Betancourt

Todos sabemos que un maestro, uno de verdad, vive con la pasión y el amor por educar, que la tarea de tener a uno o varios grupos bajo su responsabilidad no es cosa fácil y que por eso cada día da lo mejor de si, estando horas extra resolviendo dudas, desvelándose por la noche pensando en mejores actividades para la clase. Un buen maestro entiende el compromiso que se requiere para educar a la juventud, al entender esto sabe que cada día que falta a la escuela es un día menos para aprender, un día perdido, y debido al apretado horario y planes de estudio es un día de retraso.

De nuevo la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomó como rehén a la Ciudad de México, otra vez millones de niños y niñas en Oaxaca se quedaron sin clases (exactamente 1 millón 300 mil), otra vez estos “maestros” están demostrando la poca autoridad del Gobierno Mexicano.

Según dice la Ley Mexicana, el Estado deberá remover de su puesto al maestro que se ausente por tres días dentro del mismo mes. También dice que los días que se estén en paro laboral no se les pagarán.

Bueno, según hemos visto en marchas pasadas y seguramente como lo veremos en ésta, de los miles de “maestros” afectando hoy a la Ciudad, a ninguno lo van a despedir, mucho menos descontarle el día, interesante sería saber cuáles son los beneficios que les dan por estar presentes en este tipo de marchas, y mejor aún, saber quién esta detrás, financiando el movimiento.

Una cosa es clara, la CNTE tiene agarrado por los omeletts al Gobierno Federal. Cuando ya desde el 15 de Enero la Reforma Educativa está en acción, ellos les dicen ¡ni maíz! ¿Qué ustedes se van a encargar de pagarnos? Pues claro que no ¿Qué van a controlar las plazas? Pues tampoco. Con un plantoncito lo van a entender.

Según que el plantón es solo de tres días, es decir que termina el miércoles, ¿y si no les conceden lo que piden? A ver qué pasa…

Otra cosa es obvia, o bien los maestros que hoy están en el plantón no están de acuerdo con lo que sus jefes dirigentes dicen, o bien ninguno es maestro, siendo un acarreado o un “maestro” mediocre, patético y lacerante para la juventud Oaxaqueña, un estafador que intercambia dinero por fingir enseñar, un ladrón del potencial real de los niños, un criminal que ve como negocio rentable robar dinero en nombre de la educación.

La CNTE pide que la nómina vuelva a su poder, es decir que sean ellos quienes le “paguen” a los “maestros”, piden por igual que se reconozca a unos siete mil “maestros” a quienes no se les a pagado, y finalmente piden que se les den sus bonos del año pasado.

En las cosas que uno dice y en los actos que uno hace demuestra quien es. La CNTE demuestra que no tienen respeto por la educación, que su dinero va primero, que afectar a los demás es secundario siempre y cuando ellos salgan ganando.

Hay que reconocer el esfuerzo de estas lacras por dejar en claro las múltiples razones que nos han dado para no prestarles atención, y agradecerles todas las señales que han mostrado para recordarnos, con más frecuencia de la necesaria, lo importante que es pensar en una manera de desaparecer esta Sección 22.

Alguien por amor al futuro de todos esos niños y niñas que demuestre autoridad.

Porque a este paso Oaxaca y todo México permanecerán parados.

Anuncios

Dinos que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s