“El poder de la pluma como guardián nacional” Parte I

Por: Dadelo Solís

Hace una semanas me tocó leer un revelador artículo explicando lo que el mundo occidental puede, o más bien, debe aprender del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). La premisa es sencilla; una niña con un libro es más poderosa que todas las armas juntas. Por ello fue que los Talibanes intentaron terminar con Malala y es por eso que ISIS ha impuesto un sistema educativo propio.

Fue en otro artículo donde leí que México se encuentra viviendo bajo el control de diversos Estados Islámicos, y tal como los originales en Medio Oriente, entienden que para seguir creciendo deben garantizar dos cosas; una sociedad desorganizada y aterrada.

La desorganización la logran con pasividad, dejando al Estado Mexicano, con su incompetencia e inmadurez, hacer el trabajo.

El pánico lo consiguen con relativa facilidad; unas cuantas amenazas, muertes, secuestros, y censura de la libre expresión, así el campo está en inmejorables condiciones para trabajar y crecer sin contratiempos ni obstáculos.

Todos en México mantenemos (con justa razón) que el verdadero problema, el conflicto de fondo, es la impunidad y corrupción, y claro que lo son, sí señor; son el medio de transporte de lujo en el que a diario miles de individuos sin escrúpulos transitan con absoluta libertad por un México tan bonito al que tanto daño causan.

Bien lo dijo algún periodista anónimo en la radio; “no es necesario que el Estado ande investigando a todos y cada uno de los funcionarios públicos, basta que nos dejen a nosotros (medios de comunicación) escarbarle, nosotros nos enteramos de todo”.

Según entiendo, se puede debilitar significativamente la actual comodidad de las operaciones del crimen organizado si México, como país no como Estado, puede garantizar dos cosas; (1) Que el periodismo y activismo sean genuinamente libres y seguros, lo que genera (2) que las organizaciones civiles se fortalezcan para en breve ser autoridades serias y respetadas en cuanto a sus recomendaciones y observaciones.

Para intentar resolver un conflicto existen dos caminos principales: empezar por las bases, trabajando y apostando por un mejor futuro, o el camino inverso, poniendo énfasis en las consecuencias creyendo que al componer la superficie los cimientos seguirán el orden de mejoría.

Pongamos como ejemplo los asaltos. El primer camino, a futuro, es concentrarse en la educación y en brindar oportunidades, es trabajar en la raíz para garantizar un futuro optimista; que los jóvenes puedan salir a delante sin caer en intentos desesperados. El segundo camino, lo contrario, es mejorar la seguridad y sancionar con mano dura y peores consecuencias, se ‘arregla’ la conducta problema y se espera que se vuelva lo normal no cometerlo; es asustar a los jóvenes para que piensen mejor antes de actuar.

Déjenme confesarles, con total certeza, que cualquier problema finalmente se resuelve por una mejoría en el pensamiento y por ende en la educación de las personas. Lo que quiero decir es que si se espera resolver el problema de corrupción e impunidad lo que se debe de hacer es apostar fuertemente a la educación, pero dejemos a un lado cualquier idea utópica, no soñemos tanto, hoy no.

Hoy quisiera proponer un camino alterno, más centrado en lo fácil, económico y real, en arreglar la superficie para que progresivamente las bases -la formación- se adecue a los requisitos de la realidad.

Tenemos que garantizar la libertad de expresión en el país (todos los partidos), algo que sin duda el PRI desconoce, pero que si aun desea resolver sus problemas en vez de esconderlos, es algo que debe garantizar. ¿Cómo? Yo sugiero lo siguiente: Se debe investigar y resolver con mayor eficiencia cualquier crimen, amenaza o extorsión hacia periodistas, en segundo lugar se tiene que respetar a toda persona que en su opinión pública cuestione, critique y hasta insulte las labores del Estado…. (Continúa; segunda parte mañana a las 8:30pm)

Anuncios

Una respuesta a ““El poder de la pluma como guardián nacional” Parte I

  1. Pingback: La pluma como guardián nacional Parte II |·

Dinos que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s