La pluma como guardián nacional Parte II

Por: Dadelo Solis 

Ayer se publicó la justificación y la idea general de mi propuesta, en resumidas cuentas la idea para mejorar a corto y largo plazo la difícil situación de México en relación a la corrupción, impunidad y el crimen organizado trata de:

  • Garantizar la libertad de expresión en el país, al investigar y resolver con mayor eficiencia cualquier crimen, amenaza o extorsión hacia periodistas, y
  • Respetar a toda persona que en su opinión pública cuestione, critique y hasta insulte las labores del Estado.

El valor de conseguirlo es el valor de nuestra libertad. Si mis palabras sufren bajo el yugo de la censura ¿Cómo es posible soñar con ideales como la justicia o la paz?

Aclaro que no es lo único que se debe hacer, no es la salvación, ni la mejor solución, es el comienzo de un largo camino que en nombre de la verdad abrirá puertas y oportunidades para mejores proyectos que logren, de una buena vez, terminar con estos males.

Para que la propuesta funcione se debe de actuar en tres niveles diferentes:

Es necesario abordar el tema desde una visión gubernamental, económica y cultural.

El gobierno debe formar un organismo descentralizado y autónomo, con un padrón de periodistas certificados, esto, digamos: es su pase para un transito libre. Representa para la política una excelente manera de tener el registro y control de las personas que ejercen dicha profesión, de esta manera al tener números exactos es posible conocer el problema de manera objetiva, ¿A cuántos de ellos han amenazado, extorsionado, secuestrado o asesinado? Se dice que conocer el problema es la mitad de la solución.

Una vez hecho realidad lo anterior, el gobierno cuenta ya con la capacidad de tomar las medidas adecuadas para investigar, perseguir y enjuiciar a los infractores.

A nivel económico se debe subsidiar y apoyar la formación de periodistas con rigor y calidad. Es apoyar a las instituciones académicas; garantizar generaciones que valoren la verdad y la persigan.

Esto es relativamente sencillo al establecer anualmente un presupuesto que se otorgue al organismo autónomo de periodistas, ellos, con criterio y menos grilla de lo normal, deben de destinar los recursos a academias, premios, talleres o cualquier fin que fomente una mejor preparación en el medio.

Por último se tiene el nivel cultural, en él es fundamental enfocarse en dos rubros;

  1. Promover concursos de diferentes categorías periodísticas y darles difusión a nivel nacional e internacional, lo que causa:
  2. un incremento en el aprecio y la valoración social hacia la profesión.

Charlie_Pencils

Si logramos formar a una generación con excelente preparación periodística, le brindamos oportunidades de ejercer, crecer y mejorar con la posibilidad de ser valorado y, si además de ello conseguimos tener libertad y seguridad para realizarlo, entonces -y solo entonces- es cuando una democracia libre puede nacer, y donde las palabras de aquel periodista que investiga y escarba a los funcionarios públicos revelando la verdad cobran vida, así el Estado se puede ocupar en asuntos más importantes, así el crimen organizado ya no tiene el camino libre para seguir destruyendo a la sociedad; así se logra tener un país con organización y sin temor a exponer la verdad, construyendo un camino que entierre la corrupción y la impunidad. Así se mejora México.

Si los talibanes creen que una niña educada es más poderosa que las armas, en México deberíamos pensar igual, pero como mencionaba, la educación es una apuesta a largo plazo, una solución de fondo, que no muchos se atreven a apoyar, en cambio garantizar la libertad de expresión representaría un progreso abismal en la mejora nacional.

La revolución siempre ha estado estrechamente ligada con el poder de las letras, el Subcomandante Marcos escribió una canción con Joaquín Sabina, El Che Guevara, en sus últimos momentos, corrigió la gramática del pizarrón de la escuela donde murió. México debe retomar con mayor fuerza la guerrilla desde este frente; ¡el comando de las letras libres!

Si todos hablamos el silencio termina; la pluma como guardián nacional, confiamos en ella, nos vigila; nos protege.

Anuncios

Dinos que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s